martes, 30 de marzo de 2010

Por qué hago podcasts

El pasado sábado 27 de marzo publicamos el número 100 de Podcasts de literatura. Al hilo de esto, ayer se me ocurrió grabar una breve reflexión sobre este asunto. El audio está hecho fuera de casa, en mi ultraportátil, con un micrófono nuevo y a unas horas (en torno a las 7.30 de la mañana) en las que lo menos conveniente es gritar. De modo que perdonad el ruidillo de fondo.



Y ahora, el podcast que ha dado motivo al anterior.


6 comentarios :

Antonio dijo...

Me encanta que dediquéis ese esfuerzo a recuperar el siglo XVIII, tan "garbanzo negro" de la literatura. En cuanto a la facundia, no te preocupes: vale la pena oírte pues el aire se serena y viste de hermosura, etc.

JLG dijo...

Muchas gracias, Antonio.

Estamos encantados con el siglo XVIII porque está siendo un descubrimiento tanto para los alumnos como para los profesores que participamos. La pena es que se nos van a quedar muchas cosas en el tintero (las utopías, por ejemplo), pero creo que volveremos sobre él.

En cuanto a lo de oírme, creo que se te ha ido la mano con eso de citar a fray Luis (por cierto, uno de mis escritores favoritos: sus Nombres de Cristo, una verdadera gozada), pero te lo agradezco mucho ^__________^

Un abrazo.

Ana Concejero dijo...

Enhorabuena José Luis, y enhorabuena por dos motivos: el primero, por tus 100 podcasts, sólo de pensarlo ¡da vértigo! y el segundo por la edición del último. Es increíble cómo de una charla informal has podido sacarle tanto partido.
Fue un placer hablar contigo sobre literatura y aunque siento bastante pudor cuando me escucho, reconozco que has hecho un buen trabajo. No es nada fácil hablar ante un micrófono.
Un beso y felicidades de nuevo por tu interesante labor "podcastera". .

Lu dijo...

Creo que tu labor podcastera es indiscutiblemente útil y meritoria. Me hallo entre tus seguidoras y, aunque lo sabes, creo justo proclamarlo hoy con motivo de la celebración del podcast número 100.

JLG dijo...

Muchas gracias, Ana.

A mí me ha sorprendido llegar hasta el número 100 (con lo inconstante que soy...), pero podcastear engancha. Y mucho.

En cuanto a lo de la edición, he hecho lo que he podido; pero el verdadero mérito es tuyo, que cargaste con todo el peso de la charla. Qué envidia me da tu don de palabra y la naturalidad con que te desenvuelves delante del micrófono.

Trabajar contigo es un privilegio y una verdadera gozada.

Un beso y nos vemos el lunes.

JLG dijo...

Muchas gracias, Lu.

Sé que eres una de mis seguidoras y que buena parte de la repercusión que tienen mis podcasts es por las menciones que has hecho de ellos.

En cuanto a lo de útil, ojalá. Aunque los grabo por placer, me haría ilusión que a alguien les viniera bien.

Bookmark

Buscador de podcasts y sobre podcásting

Etiquetas

Archivo del blog