domingo, 11 de febrero de 2007

Como fazen los gusanos... como las abejas...

Si una de las funciones de la retórica es mouere, 'conmover', la primera parte del prólogo a la Sumas de la Ilíada de Juan de Mena lo consiguió conmigo.

Es una verdadera joya de benevolentiae captatio:

Tras hacer una descripción de los presentes que de todas las partes del mundo le llegan a Juan II, el autor reconoce que no viene de ningún lugar exótico, sino de la cavallerosa Córdova, famosa -es cierto- por sus hombres de letras. Sin embargo, éstos presentavan lo que suyo era y de los sus ingenios manava y nasçíe; bien que como fazen los gusanos, que la seda que ofresçen a los que los crían, de las sus entrañas la sacan y traen; mientras que él ahora es como las abejas que roban la sustançia de las melifluas [flores] de los huertos agenos, y la traen a cuestas y anteponen a la su maestra.

Esta contraposición entre los gusanos de la seda y las abejas me parece un hallazgo sobresaliente. No sé si es una imagen propia o lo ha tomado de otro autor. Da igual: quinientos años después sigue surtiendo efecto.

No hay comentarios :

Bookmark

Buscador de podcasts y sobre podcásting

Etiquetas

Archivo del blog