miércoles, 20 de julio de 2011

Blanca Andreu

Esta mañana, Libro de Notas anunciaba en un tuit (y después Marcos Taracido en Google+) que, en la sección Una aguja en un pajar, publicaban Débil llama del enebro, hermosísimo poema de Blanca Andreu.


Conocí a Blanca Andreu a principios de los 80 cuando vino a Málaga para dar un recital y tuve la suerte de ser uno de sus anfitriones. Si sus poemas me sorprendieron, más aún su belleza.

Esta mañana me pregunté qué fue de ella y fui pluseando algunos versos suyos:


Ahora todo te vence te olvida con unción.

(de Báculo de Babel)

(...) lloro sobre una generación que es la mía y no existe.

(de Báculo de Babel)

limpio y claro
como una lágrima
tu amor
y como un beso.

(de La tierra transparente)


Es lo que tienen las mañanas -ociosas- de verano: te permiten abandonarte al recuerdo y a la melancolía.

No hay comentarios :

Bookmark

Buscador de podcasts y sobre podcásting

Etiquetas

Archivo del blog