miércoles, 16 de diciembre de 2009

Recordando a Altolaguirre, une autre fois

Hoy y mañana se cumple el octogésimo segundo aniversario del homenaje que los poetas del 27 rindieron a Góngora.

Antonio Solano propuso ayer desde su blog que recordáramos este acontecimiento copiando un poema de algún miembro de esta generación. Primero pensé en Cernuda y Salinas, mis favoritos, pero al final me he decidido por Altolaguirre y su Soledad sin olvido. Así cierro el trimestre de forma cíclica, ya que lo comencé con una lectura comentada de este mismo texto por parte de mis alumnos de Primero de Bachillerato (podcasts del 1BC y del 1BM).


Soledad sin olvido

¡Qué pena ésta de hoy!
Haberlo dicho todo,
volcando por completo
lo que pesaba tanto,
y ver luego que todo
se queda siempre dentro,
que las palabras fueron
espejos engañosos,
cristales habitados
por fantasmas sin vida;
que todo queda dentro
con sus negras presencias,
insistentes, doliendo.

2 comentarios :

Antonio dijo...

"todo se queda siempre dentro"...
no siempre se queda todo, pero es tan difícil despojarse de lo que realmente importa o duele...
Gracias.

JLG dijo...

Muchas gracias a ti, Antonio.

La idea es muy buena y está teniendo bastante aceptación. Felicidades.

Qué difícil es decir completamente lo que sientes:

que las palabras fueron
espejos engañosos,
cristales habitados
por fantasmas sin vida


Saludos.

Bookmark

Buscador de podcasts y sobre podcásting

Etiquetas

Archivo del blog